Make your own free website on Tripod.com
Santa Rita de Casia y su historia [8]
Santa Rita demuestra su obediencia y humildad     La Santa, una vez en el convento, procuró destacarse en la obediencia y en la humildad. Recordando las palabras de Jesucristo, que dijo:
   "No vine a que me sirvan, sino a servir a los demás".

    Así Santa Rita se portaba como si fuera sierva de todas.

    La superiora, para probar su obediencia, le mandó que regase todos los días un sarmiento seco que había clavado en un rincón del patio. La Santa cumplió todos los días, obediente, el encargo, entre las sonrisas de las demás. El Señor quiso premiar este gesto de obediencia de la Santa, haciendo que el sarmiento seco, en vez de pudrirse con tanta agua, reverdeciese cubriéndose de hojas y convirtiéndose en un hermoso parral. Aún hoy, después de tantos siglos, continúas produciendo grandes racimos de un sabor especial.Vuelve un peldaño atrásVe desde el principioEl correo de féSigue el camino
[1]  [2]  [3]  [4]  [5]  [6]  [7]  [8]  [9]  [10]  [11]  [12]

Este sitio fue creado por Luis Fabres Montoya, email: lfabresm@yahoo.com